/Audio_1909/401_039 1. Génesis Chap 39 - Reina Valera 1909 - Dieu-en-ligne.com

Reina Valera 1909

Génesis

Votre navigateur ne supporte pas HTML5? Lecture à partir de votre propre lecteur

Prédications texte

Vous me chercherez, et vous me trouverez 11/12/2016

Les récits dans la Bible de jugements divins, ainsi que la réalité de l’enfer, sont des éléments du message chrétien q...

Halloween approche 21/10/2016

Les chrétiens doivent réfléchir à Halloween et décider comment ils vont réagir à cette fête en tant qu’individus et en...

L'islam modéré est un mythe... 19/06/2016

Traduction de vidéo YouTube: Muslims are NOT Moderate. Western Muslims Admit the Truth. (Les musulmans ...

Que ta foi ne défaille point! 07/02/2016

17. La foi donc est de l'ouïe; et l'ouïe par la parole de Dieu. Romains 10:17 5. Confie-toi de tout ton cœur en l...

Où sont les évangélistes? 15/01/2016

Publié par EBTM dans "Le mot du pasteur." L’annonce de la Bonne Nouvelle concerne tous ceux qui rachetés par le S...

Dieu en premier 06/12/2015

3. Tu n'auras point d'autres dieux devant ma face. Exode 20:3. Les gens peuvent parfois oublier leurs priorités d...

Chapitre 39

Y LLEVADO José á Egipto, comprólo Potiphar, eunuco de Faraón, capitán de los de la guardia, varón Egipcio, de mano de los Ismaelitas que lo habían llevado allá.

1.

Mas Jehová fué con José, y fué varón prosperado: y estaba en la casa de su señor el Egipcio.

2.

Y vió su señor que Jehová era con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano.

3.

Así halló José gracia en sus ojos, y servíale; y él le hizo mayordomo de su casa, y entregó en su poder todo lo que tenía.

4.

Y aconteció que, desde cuando le dió el encargo de su casa, y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del Egipcio á causa de José; y la bendición de Jehová fué sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo.

5.

Y dejó todo lo que tenía en mano de José; ni con él sabía de nada más que del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia.

6.

Y aconteció después de esto, que la mujer de su señor puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo.

7.

Y él no quiso, y dijo á la mujer de su señor: He aquí que mi señor no sabe conmigo lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene:

8.

No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino á ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal y pecaría contra Dios?

9.

Y fué que hablando ella á José cada día, y no escuchándola él para acostarse al lado de ella, para estar con ella.

10.

Aconteció que entró él un día en casa para hacer su oficio, y no había nadie de los de casa allí en casa.

11.

Y asiólo ella por su ropa, diciendo: Duerme conmigo. Entonces dejóla él su ropa en las manos, y huyó, y salióse fuera.

12.

Y acaeció que cuando vió ella que le había dejado su ropa en sus manos, y había huído fuera,

13.

Llamó á los de casa, y hablóles diciendo: Mirad, nos ha traído un Hebreo, para que hiciese burla de nosotros: vino él á mí para dormir conmigo, y yo dí grandes voces;

14.

Y viendo que yo alzaba la voz y gritaba, dejó junto á mí su ropa, y huyó, y salióse fuera.

15.

Y ella puso junto á sí la ropa de él, hasta que vino su señor á su casa.

16.

Entonces le habló ella semejantes palabras, diciendo: El siervo Hebreo que nos trajiste, vino á mí para deshonrarme;

17.

Y como yo alcé mi voz y grite, él dejó su ropa junto á mí, y huyó fuera.

18.

Y sucedió que como oyó su señor las palabras que su mujer le hablara, diciendo: Así me ha tratado tu siervo; encendióse su furor.

19.

Y tomó su señor á José, y púsole en la casa de la cárcel, donde estaban los presos del rey, y estuvo allí en la casa de la cárcel.

20.

Mas Jehová fué con José, y extendió á él su misericordia, y dióle gracia en ojos del principal de la casa de la cárcel.

21.

Y el principal de la casa de la cárcel entregó en mano de José todos los presos que había en aquella prisión; todo lo que hacían allí, él lo hacía.

22.

No veía el principal de la cárcel cosa alguna que en su mano estaba; porque Jehová era con él, y lo que él hacía, Jehová lo prosperaba.

23.