/Audio_1909/401_004 1. Génesis Chap 4 - Reina Valera 1909 - Dieu-en-ligne.com

Reina Valera 1909

Génesis

Votre navigateur ne supporte pas HTML5? Lecture à partir de votre propre lecteur

Prédications texte

Vous me chercherez, et vous me trouverez 11/12/2016

Les récits dans la Bible de jugements divins, ainsi que la réalité de l’enfer, sont des éléments du message chrétien q...

Halloween approche 21/10/2016

Les chrétiens doivent réfléchir à Halloween et décider comment ils vont réagir à cette fête en tant qu’individus et en...

L'islam modéré est un mythe... 19/06/2016

Traduction de vidéo YouTube: Muslims are NOT Moderate. Western Muslims Admit the Truth. (Les musulmans ...

Que ta foi ne défaille point! 07/02/2016

17. La foi donc est de l'ouïe; et l'ouïe par la parole de Dieu. Romains 10:17 5. Confie-toi de tout ton cœur en l...

Où sont les évangélistes? 15/01/2016

Publié par EBTM dans "Le mot du pasteur." L’annonce de la Bonne Nouvelle concerne tous ceux qui rachetés par le S...

Dieu en premier 06/12/2015

3. Tu n'auras point d'autres dieux devant ma face. Exode 20:3. Les gens peuvent parfois oublier leurs priorités d...

Chapitre 4

Y CONOCIÓ Adam á su mujer Eva, la cual concibió y parió á Caín, y dijo: Adquirido he varón por Jehová.

1.

Y después parió á su hermano Abel. Y fué Abel pastor de ovejas, y Caín fué labrador de la tierra.

2.

Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda á Jehová.

3.

Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, y de su grosura. Y miró Jehová con agrado á Abel y á su ofrenda;

4.

Mas no miró propicio á Caín y á la ofrenda suya. Y ensañóse Caín en gran manera, y decayó su semblante.

5.

Entonces Jehová dijo á Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué se ha inmutado tu rostro?

6.

Si bien hicieres, ¿no serás ensalzado? y si no hicieres bien, el pecado está á la puerta: con todo esto, á ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.

7.

Y habló Caín á su hermano Abel: y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y le mató.

8.

Y Jehová dijo á Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé; ¿soy yo guarda de mi hermano?

9.

Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama á mí desde la tierra.

10.

Ahora pues, maldito seas tú de la tierra que abrió su boca para recibir la sangre de tu hermano de tu mano:

11.

Cuando labrares la tierra, no te volverá á dar su fuerza: errante y extranjero serás en la tierra.

12.

Y dijo Caín á Jehová: Grande es mi iniquidad para ser perdonada.

13.

He aquí me echas hoy de la faz de la tierra, y de tu presencia me esconderé; y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará.

14.

Y respondióle Jehová: Cierto que cualquiera que matare á Caín, siete veces será castigado. Entonces Jehová puso señal en Caín, para que no lo hiriese cualquiera que le hallara.

15.

Y salió Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén.

16.

Y conoció Caín á su mujer, la cual concibió y parió á Henoch: y edificó una ciudad, y llamó el nombre de la ciudad del nombre de su hijo, Henoch.

17.

Y á Henoch nació Irad, é Irad engendró á Mehujael, y Mehujael engendró á Methusael, y Methusael engendró á Lamech.

18.

Y tomó para sí Lamech dos mujeres; el nombre de la una fué Ada, y el nombre de la otra Zilla.

19.

Y Ada parió á Jabal, el cual fué padre de los que habitan en tiendas, y crían ganados.

20.

Y el nombre de su hermano fué Jubal, el cual fué padre de todos los que manejan arpa y órgano.

21.

Y Zilla también parió á Tubal-Caín, acicalador de toda obra de metal y de hierro: y la hermana de Tubal-Caín fué Naama.

22.

Y dijo Lamech á sus mujeres: Ada y Zilla, oid mi voz; Mujeres de Lamech, escuchad mi dicho: Que varón mataré por mi herida, Y mancebo por mi golpe:

23.

Si siete veces será vengado Caín, Lamech en verdad setenta veces siete lo será.

24.

Y conoció de nuevo Adam á su mujer, la cual parió un hijo, y llamó su nombre Seth: Porque Dios (dijo ella) me ha sustituído otra simiente en lugar de Abel, á quien mató Caín.

25.

Y á Seth también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonces los hombres comenzaron á llamarse del nombre de Jehová.

26.