Reina Valera 1909

Apocalipsis

Chapitre 1

LA revelación de Jesucristo, que Dios le dió, para manifestar á sus siervos las cosas que deben suceder presto; y la declaró, enviándola por su ángel á Juan su siervo,

1.

El cual ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.

2.

Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas: porque el tiempo está cerca.

3.

Juan á las siete iglesias que están en Asia: Gracia sea con vosotros, y paz del que es y que era y que ha de venir, y de los siete Espíritus que están delante de su trono;

4.

Y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y príncipe de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre,

5.

Y nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios y su Padre; á Él sea gloria é imperio para siempre jamás. Amén.

6.

He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra se lamentarán sobre Él. Así sea. Amén.

7.

Yo soy el Alpha y la Omega, principio y fin, dice el Señor, que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

8.

Yo Juan, vuestro hermano, y participante en la tribulación y en el reino, y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla que es llamada Patmos, por la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo.

9.

Yo fuí en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta,

10.

Que decía: Yo soy el Alpha y Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envía lo á las siete iglesias que están en Asia; á Efeso, y á Smirna, y á Pérgamo, y á Tiatira, y á Sardis, y á Filadelfia, y á Laodicea.

11.

Y me volví á ver la voz que hablaba conmigo: y vuelto, vi siete candeleros de oro;

12.

Y en medio de los siete candeleros, uno semejante al Hijo del hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por los pechos con una cinta de oro.

13.

Y su cabeza y sus cabellos eran blancos como la lana blanca, como la nieve; y sus ojos como llama de fuego;

14.

Y sus pies semejantes al latón fino, ardientes como en un horno; y su voz como ruido de muchas aguas.

15.

Y tenía en su diestra siete estrellas: y de su boca salía una espada aguda de dos filos. Y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

16.

Y cuando yo le vi, caí como muerto á sus pies. Y Él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas: yo soy el primero y el último;

17.

Y el que vivo, y he sido muerto; y he aquí que vivo por siglos de siglos, Amén. Y tengo las llaves del infierno y de la muerte.

18.

Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de éstas:

19.

El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y los siete candeleros de oro. Las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias; y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.

20.

Version audio

Si votre navigateur ne supporte pas le HTML5, cliquez ici :

Prédications texte

Entre tentation et péché 20/07/2018

56. Or, l'aiguillon de la mort, c'est le péché; et la puissance du péché, c'est la loi. 1 Corinthiens 15:56 4. Q... lire la suite

Marie reine des Cieux 26/06/2018

L'expression "la reine des Cieux" apparaît deux fois dans la Bible, les deux fois dans le livre de Jérémie. Le premier... lire la suite

Billy Graham apostat 19/06/2018

Billy Graham n’est pas celui que vous connaissez. Si l’on examine les faits, ailleurs que dans ses campagnes publiq... lire la suite

Les échecs sont nos tremplins vers le succès 21/01/2018

Dans mon travail d'évangéliste, j'ai rencontré beaucoup trop de gens qui ont une vision négative d'eux-mêmes, ils sont... lire la suite

Votre nourriture a-t-elle été sacrifiée aux idoles? 21/01/2018

8. Ce que j'ouïs bien, mais je ne l'entendis point, et je dis : Mon Seigneur, quelle sera l'issue de ces choses? ... lire la suite

Un chrétien peut-il manger halal 18/01/2018

25. Mais à l'égard de ceux d'entre les gentils qui ont cru, nous en avons écrit, ayant ordonné qu'ils n'observent rien... lire la suite