Reina Valera 1909

Zacarías

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Chapitre 11

OH Líbano, abre tus puertas, y queme fuego tus cedros.

1.

Aulla, oh haya, porque el cedro cayó, porque los magníficos son talados. Aullad, alcornoques de Basán, porque el fuerte monte es derribado.

2.

Voz de aullido de pastores, porque su magnificencia es asolada; estruendo de bramidos de cachorros de leones, porque la soberbia del Jordán es destruída.

3.

Así ha dicho Jehová mi Dios: Apacienta las ovejas de la matanza;

4.

A las cuales mataban sus compradores, y no se tenían por culpables; y el que las vendía, decía: Bendito sea Jehová, que he enriquecido; ni sus pastores tenían piedad de ellas.

5.

Por tanto, no más tendré piedad de los moradores de la tierra, dice Jehová: porque he aquí, yo entregaré los hombres, cada cual en mano de su compañero, y en mano de su rey; y quebrantarán la tierra, y yo no libraré de sus manos.

6.

Apacenté pues las ovejas de la matanza, es á saber, los pobres del rebaño. Y me tomé dos cayados; al uno puse por nombre Suavidad, y al otro Ataduras; y apacenté las ovejas.

7.

E hice matar tres pastores en un mes, y mi alma se angustió por ellos, y también el alma de ellos me aborreció á mí.

8.

Y dije: No os apacentaré; la que muriere, muera; y la que se perdiere, se pierda; y las que quedaren, que cada una coma la carne de su compañera.

9.

Tomé luego mi cayado Suavidad, y quebrélo, para deshacer mi pacto que concerté con todos los pueblos.

10.

Y fué deshecho en ese día, y así conocieron los pobres del rebaño que miran á mí, que era palabra de Jehová.

11.

Y díjeles: Si os parece bien, dadme mi salario; y si no, dejadlo. Y pesaron para mi salario treinta piezas de plata.

12.

Y díjome Jehová: Echalo al tesorero, hermoso precio con que me han apreciado. Y tomé las treinta piezas de plata, y echélas en la casa de Jehová al tesorero.

13.

Quebré luego el otro mi cayado Ataduras, para romper la hermandad entre Judá é Israel.

14.

Y díjome Jehová: Toma aún el hato de un pastor insensato;

15.

porque he aquí, yo levanto pastor en la tierra, que no visitará las perdidas, no buscará la pequeña, no curará la perniquebrada, ni llevará la cansada á cuestas; sino que se comerá la carne de la gruesa, y romperá sus uñas.

16.

Mal haya el pastor de nada, que deja el ganado. Espada sobre su brazo, y sobre su ojo derecho: del todo se secará su brazo, y enteramente será su ojo derecho oscurecido.

17.
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Version audio

Si votre navigateur ne supporte pas le HTML5, cliquez ici :

Prédications texte

Réponses aux discours athées 29/11/2021

Quiconque est ouvertement croyant à notre époque a inévitablement rencontré un athée qui estime qu'il est de son devoi... lire la suite

30,551 décès dus aux vaccins COVID-19 20/11/2021

EXCLUSIF : Les statistiques de l'Agence européenne des médicaments font état de 1,163,356 effets indésirables et de 30... lire la suite

Choses que Jésus n'a jamais dites 13/11/2021

Jésus continue d'être l'une des figures les plus mal interprétées et les plus mal citées. Parfois, c'est parce qu... lire la suite

Waterford (Irlande) 31/10/2021

Cet article est publié sur ce site car il s'agit d'un avertissement concernant les préparatifs pour la marque de la bê... lire la suite

Ce que Dieu déteste 29/10/2021

Bien que ces péchés ne soient pas les seuls à devoir être évités, les péchés dans Proverbes 6 résument la plupart des ... lire la suite

Alcoolisme et toxicomanie 18/10/2021

Parmi les sujets les plus controversés et les plus fréquemment débattus chez les chrétiens, la consommation d'alcool f... lire la suite